KYOTO: Autobuses-Kiyomizudera

Estamos en el  día 5 de viaje

Por fin, con nuestro Japan Rail Pass activado y con las reservas hechas de asiento, viajamos de Tokyo a Kyoto en el Shinkansen (tren bala). Nos fuimos a la TOKYO STATION. Pasamos por los mostradores de venta de billetes, solo a título comparativo, y vimos que el trayecto de ida tenía un precio de 13.500 yenes, ! solo un trayecto ! (unos 113 €), con lo que, nuestro Rail Pass para 14 días de desplazamientos, por 370 €, nos estaban confirmando que es muy conveniente tenerlo,

Salimos a las 9:33 y llegamos a Kyoto a las 12:11 en el Hikari 507. Cuando decimos a las 9:33, es justo a esa hora ya que, el tren, se detiene y en 2 máximo 3 minutos vuelve a salir. Los asientos comodísimos. Está prohibido hablar por teléfono y todo el mundo lo respeta. Una cosa muy curiosa es que, el revisor, cada vez que sale del vagón, se vuelve hacia los pasajeros con una inclinación de cabeza.

La llegada a la modernísima estación de Kyoto, con pasillos llenos de tiendas y restaurantes, estaciones de metro, dos estaciones de autobuses, un gigantesco techo acristalado, nos impresionó. A la salida de la estación, hay una zona de andenes para tomar los autobuses urbanos, de más 40 líneas urbanas. Cada punto de parada, está señalizado con un panel que marca el número de autobús y el tiempo que falta para su llegada. Las colas que se forman son enormes.

Nada más llegar, fuimos a la Oficina de Información Turística para coger los correspondientes planos de la ciudad. Nos atendió una japonesa, en español, con suma amabilidad, indicándonos donde teníamos que coger el autobús más conveniente para ir a nuestro hotel, que aunque estaba muy próximo a la estación, como llevábamos maletas, era mejor tomar el autobús.

Autobuses Kyoto

A la salida de la estación, hay una zona de andenes para tomar los autobuses urbanos, de más 40 líneas urbanas. Cada punto de parada, está señalizado con un panel que marca el número de autobús y el tiempo que falta para su llegada. Las colas que se forman son enormes.

 

Los autobuses, tienen una tarjeta para todo el día (muy conveniente) que se puede comprar al conductor, que cuesta 500 yenes, como un solo trayecto cuesta 220 yenes, si se hacen más de tres trayectos ya resulta rentable. Los desplazamientos en Kyoto es mejor hacerlos en autobús ya que la red de transporte es extraordinaria.

La línea de autobuses rojos te llevan a la periferia de Kyoto y los autobuses verdes son para el centro de la inmensa ciudad. En los autobuses se entra por el centro y se sale por la puerta delantera pagando al conductor la cantidad exacta, y si nó, hay una máquina que cambia. Procura llevar billetes pequeños. Probablemente, nunca hayas viajado tan apretado en un autobús como en los de Kyoto. ¡Lo comprobarás!”. Hay paradas en las que hay más aglomeración y disponen de un vigilante cuya función es empujar y apretar a la gente que sube al autobús porque siempre conseguirán meter a alguien más y además lograrán cerrar la puerta del autobús. Es todo un espectáculo.

 

 

Kyoto mapa de Tren y metro

Mapa de autobús

Mapa de Templos

Hotel San Crane

Tomamos el autobús para llegar hasta nuestro Hotel San Crane, de tres estrellas y precio de 190€ la noche. Los hoteles en Kyoto, son más caros cuando están los cerezos en flor (primavera) y cuando los árboles lucen colores amarillos y rojos por las hojas de los arce (otoño). Si vais en esas épocas del año, reservad hotel con mucha antelación (meses) porque, en caso contrario, podáis tener dificultades de alojamiento.

El hotel está a unos 7 minutos en autobús desde la Estación y la parada está muy próxima al hotel, coincidiendo también con una parada de metro. Como os decimos, en la selección del hotel buscamos que disponga de transportes en las proximidades.

Hotel San Crane

Hicimos el check-in con las consiguientes inclinaciones de cabeza para saludarnos. Nuestra estancia en Kyoto sería desde el sábado 19 al lunes 28 de noviembre 2016.

Templo Kiyomizudera

Nos fuimos a la calle para tomar muy cerca el autobús 205 o 206 en sentido Kitaoji. También se puede ir en la línea 100 sentido Ginkaku-ji, que nos llevaría hasta la parada Kiyomizu-michi, donde estaba el templo Kiyomizudera (Templo del Agua Pura). Se trata de un conjunto de templos budistas, situado en el distrito de Higashiyama al Este de Kyoto, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Comimos antes de empezar a subir una cuesta repleta de pequeñas tiendas a ambos lados y nos llamó mucho la atención la cantidad de personas vestidas con kimono.

El grupo de templos está en lo alto de la montaña y es un conjunto de edificaciones en empinadas calles muy bonitas. El precio de la entrada al recinto de templos es de 400 yenes

Tuvimos la gran suerte en coincidir con el Sennichi Mairi que supone que los días 17 de noviembre al 4 de diciembre abren desde las 18:30 a 21:30 con una espectacular iluminación nocturna. Eramos miles y miles de persona caminando en apretadas colas para recorrer los senderos que rodean los templos.

Mapa Templos Kiyomizu-dera

El primer templo que encuentras a la derecha es el Templo Zenkoji, aquí está la estatua del Kubifuri Jizo, que se le mueve la cabeza. Para conseguir su favor se le debe girar la cabeza.

Luego se encuentra el establo Umatodome, que es el lugar donde dejaban los caballos para entrar en el Templo, es del siglo XV.

Llegamos a una explanada donde está la puerta Deva, con una pareja de “ leones-perro “ y dos reyes Deva, de 3,65 metros de alto, protegiendo el acceso al santuario. Es una puerta de unos 10 metros de ancho y 5 de profundidad en color rojo. También se la conoce como la puerta Akamon.

A continuación, esta la Pagoda  Sanjunodo, de tres pisos pintada en color rojo y por su altura (31 metros ) destaca por encima del resto de los edificios. En el interior está consagrada la imagen del Buda del sol Dainichi. Después esta la torre de la campana Shoro, campanario budista soportado por seis pilares, ya que la campana pesa unas dos toneladas,

Después, está el salón Zuigudo que está dedicado a la madre de Buda y que podrás visitar pagando una pequeña entrada (nosotros no entramos).

A continuación está el Salón Kaisando con cuatro imágenes.

Llegamos al Templo Kiyomizudera, que contiene una pequeña estatua de la diosa Kannon de las siete caras y mil brazos. Este Templo es conocidísimo por su gran balcón de 13 metros de alto sostenido por pilares de madera sin un solo clavo. El balcón recibe el nombre de Butai que quiere decir escenario. Desde el balcón disfrutamos de unas bonitas vistas de la ciudad de Kyoto y la preciosidad del cambio de color de las hojas de los árboles en noviembre.

Más adelante este está el Salón Okunoin muy parecido al Salón Principal aunque más pequeño con una Kannon de mil brazos.

Bajando unas escaleritas está la cascada Otowa, denominada del agua pura, de tres chorros, de aguas supuestamente terapéuticas, que nosotros no bebimos por no esperar una gran cola.

A continuación encontramos la pagoda Koyasu, de tres pisos donde está la diosa Senjuu Kannon, que es la que protege a las mujeres en el parto. Al lado está el TemploTaisanji.

 

Autor: Mercedes

Compartir este artículo en

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *